Latest Results from the Texas Lottery

Comprar lotería en cancun

Cuando la mayoría de las personas piensa en sus ingresos, piensa en sus cheques de pago, sus ganancias comerciales netas, sus pensiones o sus ingresos de la seguridad social, el dinero para el que han trabajado y con el que cuentan cada mes para pagar sus facturas y cubrir sus gastos. Sin embargo, no todos los ingresos son producto del trabajo arduo o de la planificación financiera, y en ocasiones un contribuyente puede generar ingresos con solo tirar una carta o tirar los dados. Al ingresar a un casino o comprar boletos de lotería, la mayoría de los contribuyentes no piensan en las consecuencias impositivas de una buena racha en la mesa de blackjack, o conseguir tres cerezas seguidas y ganan a lo grande. El IRS, sin embargo, trata las ganancias de juego como ingresos gravables, que deben ser reportados en una declaración de impuestos. Con el fin de realizar un seguimiento de las ganancias de los juegos de azar del contribuyente, el IRS requiere que la entidad pagadora como la comisión estatal de lotería, el casino o la pista de carreras informe de las ganancias por encima de un cierto umbral. Sin embargo, hay algo de buenas noticias para los contribuyentes que disfrutan del juego: aunque las pérdidas de juego normalmente no son deducibles de impuestos, se pueden deducir hasta la cantidad de ganancias del juego en un año determinado. Por lo tanto, es aconsejable realizar un seguimiento de tus pérdidas, así como de tus ganancias: una racha desafortunada a principios de año puede finalmente permitirte compensar las ganancias posteriores y reducir tu obligación tributaria.

Impuestos Estatales y Federales

El premio mayor alcanzó esa gran adicción después de que nadie resultara as en los 25 sorteos realizados desde finales de julio. Ya hay as del Mega Millions, la lotería de EE. Como lo demuestran mis investigaciones, y las de otros, a menudo no es lo que se esperaría. Después de eso, el recaudador de impuestos se queda con un gran bocado. Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Si jugaste y no ganaste, te ambición mucha suerte la próxima vez. Si bien es probable que eso siempre sea cierto, las investigaciones sugieren que no siempre es de la faceta en que uno podría esperar. Los economistas Guido Imbens, Bruce Sacerdote y el estadista Donald Rubin mostraron en un documento de que las personas tienden a gastar las ganancias inesperadas. Al ver a los afortunados alambrada de diez años después de acaecer ganado la lotería, se demostró que ahorraron solo 16 centavos de dólar por cada dólar ganado.

Cómo se pagan los impuestos en la bolsa

Mandar un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *